MAMá me he parado por dentro.
Cómo cuidar el motor interior de tu hijo.

María y Pablo, protagonistas de este libro, son el ejemplo de las crisis que muchos niños y adolescentes sufren en algún momento de su vida. Crisis que se han agudizado y hecho más visibles en estos años de pandemia. Ambos fueron el despertador que necesitaban sus familias para abrirse a nuevas perspectivas sobre su educación, sus necesidades, sus preguntas, sus talentos y todo aquello que mantenía vivo un motor interior que un día se paró; fue perdiendo fuerza, lenta pero imparablemente.

Sus padres, con la mejor de las intenciones, dieron por buenas unas metas y creencias que tenían sentido para ellos, pero no para sus hijos.

 

La excesiva sobreprotección reinante en la educación actual tampoco ayudó así como la carencia de habilidades emocionales ni conciencia para afrontar las naturales y sanas encrucijadas de la vida.

Tampoco el sistema educativo actual pudo ser una ayuda, pues deja al margen de sus prioridades el cuidado de la singularidad de cada uno de sus alumnos. Este cúmulo de interrogantes y desatenciones se convirtió en una carga interna insostenible.

Este libro ofrece una mirada nueva sobre todo lo anterior así como recursos concretos y aplicables en el día a día para hacer de cualquiera de las pruebas que nuestros hijos y alumnos se encuentran en el camino una oportunidad de crecimiento, de creatividad, de confianza, de libertad no exenta de responsabilidad, de fuerza vital.

Miremos la vida como un juego donde padres e hijos, adultos y niños, podemos pasar de ser pasivos sufridores de sus trampas, a ser jugadores conscientes, co-creadores de todos sus movimientos, para no dejar nunca de crecer en ellos. Lo importante es saber desde dónde vivimos cada mañana la partida que nos ofrece el día.

 

Tomar conciencia de esto puede cambiar completamente la vida. Hagamos de esta un estimulante camino.